Buscar:
Google
Agregar a Favoritos
Miercoles 22 de Noviembre de 2017   












Galmarini: “Hay problemas en la práctica de la gestión”
19/8/2016 Región Metropolitana Norte - Política

 
“Nos preocupa que no se visualice el empuje original del gobierno”

En esta entrevista el senador provincial del Frente Renovador, Sebastián Galmarini, vecino de San Isidro, analiza la gestión de Cambiemos en la Provincia. Reconoce que su bloque acompaña a la Gobernación, pero empezó a reclamarle planes de gobierno y acciones, pues visualiza problemas en la práctica de la gestión de gobierno, y “marchas y contra marchas permanentes” en las decisiones políticas.

-¿Acompañan a la gobernación con los reclamos a Nación por el Fondo del Conurbano y la coparticipación?
-A principios de año presentamos un proyecto pidiendo que la gobernadora (María Eugenia Vidal) reclame la actualización del Fondo del Conurbano; hoy son cerca de 650 millones de pesos, pero apenas un poco más de lo que recibe Tierra del Fuego, producto del congelamiento del Fondo que se dio a principios de 2002. Esto es una parte del reclamo que Provincia tiene que hacerle a Nación; ese descongelamiento sumaría hoy algo así como 45.000 millones de pesos adicionales para nuestra provincia. Yo creo que si bien Provincia tiene que reclamar la actualización de ese Fondo, hoy, con un nuevo ciclo político, donde la gobernadora es del mismo signo político que el presidente, podría iniciar un diálogo sobre el descongelamiento del Fondo, independientemente del trámite judicial que se encare. Por otro lado, una cuestión más estructural: los fondos coparticipables que Provincia durante el gobierno de Alfonsín cedió a Nación, que es una deuda de 10 o 15 puntos de los recursos nacionales. Provincia debe denunciar el pacto fiscal por el que cedió sus recursos, y pedirle a la Fiscalía de Estado que analice cuál es exactamente la deuda de Nación. Naturalmente, el tema coparticipación es mucho más complejo pues con la reforma constitucional de 1994 la ley-convenio de coparticipación requiere la firma de todos los gobernadores, y es muy poco probable que un gobernador se siente a una mesa para ceder sus recursos a favor de otra provincia.

-¿Cuáles son las áreas con problemas fundamentales, que sin esos fondos Provincia no puede encarar soluciones?
-Yo lo vería al revés ¿Cuál es el área que funciona bien? Si uno ve el abandono de las escuelas, el nivel educativo de los chicos, profesores que dan clase en situaciones inhumanas; las condiciones en las que operan las fuerzas de seguridad; los problemas de atención y sueldos de los hospitales públicos.

-¿Es falta de recursos o hay problemas de gestión también?
-Es una situación muy compleja que, sin duda, requiere la actualización de los fondos y mucha creatividad e innovación para tomar decisiones. Nosotros acompañamos en muchas de las herramientas que el gobierno nos pidió: presupuesto, nivel de endeudamiento, emergencia en seguridad y en el servicio penitenciario, administrativa. Hicimos un enorme esfuerzo, pero después de nueve meses nos preocupa que no se visualice el empuje original del gobierno. Nosotros planteamos hace varios meses el alto grado de improvisación que hay en la toma de decisiones; marchas y contra marchas permanentes, esta idea de ensayo y error que es poco sano para un gobierno con la cantidad de problemas que tiene la provincia, y además, con el impacto que eso genera en los que necesitan de un Estado eficiente. Ahora les planteamos que necesitamos ver planes concretos y acción de gobierno en marcha, porque no solo se da la discusión sobre qué necesita la provincia, sino que hay problemas en la práctica de la gestión de gobierno. Cuando se mira área por área, igual que pasaba con la anterior gestión, difícilmente se pueda identificar un área con una política clara de gobierno.

-¿Ese acompañamiento que citaba tiene objetivos, algún tope, es indefinido?
-Lo primero que intentamos cambiar es una vieja lógica política que impera en todo el país: blanco y negro. Si está en el gobierno ve todo fantástico y ni siquiera se da la oportunidad de debate interno sobre las dificultades que se atraviesan; y si es oposición, todo está mal y hay que esperar a llegar para tirar todo por la borda y refundarlo. Estamos intentando que se pueda debatir cada política, poniendo ladrillo por ladrillo, y no arrancar la pared para hacerla de vuelta. En cada debate legislativo intentamos encontrar consensos. No solo porque se abrió una nueva etapa de diálogo, los últimos años de kirchnerismo fueron de una cerrazón muy importante, sino que tiene que ver con lo que la ciudadanía eligió para los legislativos: que haya tres grandes fuerzas, y esto hace que la búsqueda de consenso sea una realidad política.

-Hubo una marcha de movimientos sociales contundente el día de San Cayetano. Denunciaron un panorama muy negativo de su pasar actual, y la mayoría son del conurbano y de la provincia ¿Por dónde debe empezar a dar respuestas la política?
-Lo que pasa en materia económica no es muy diferente de lo que pasa en otras áreas. Si bien había que tomar algunas decisiones complejas, como fue la salida de las retenciones (al campo), o lo que terminó en el tarifazo, nosotros planteábamos una salida escalonada. Analizando los procesos, en el caso de las retenciones, hoy estamos con los precios más altos de trigo y maíz y si hubieran salido escalonadamente esto se aprovechaba. El escalonamiento, también, se podía dar en los servicios públicos, con garantías a las inversiones y certidumbre a los usuarios que claramente, no pueden pagar tarifas de todos los servicios con aumentos del 4.000%, de la noche a la mañana. Sergio Massa lo planteó muy claro: “Entraron al quirófano con una moto sierra”.

-¿Es viable la provincia territorialmente? ¿Tiene algún tipo de justificación, o lógica, un planteo de dividirla, restarle territorio?
-Creo que hay dos debates. Sí creo que la provincia necesita una modificación de la ley orgánica de los municipios. Con la reforma del ´95, de la Constitución provincial, Buenos Aires es una de las pocas provincias que no modificó su sistema municipal, al punto que tiene la misma autonomía el municipio de Lezama con apenas 10.000 habitantes que La Matanza, el más densamente poblado de la provincia. Eso genera asimetrías y problemas para pensar el desarrollo de las distintas áreas geográficas. Ahora, el planteo sobre el fraccionamiento de la provincia no lo he escuchado y no creo que esté en el análisis de nadie. Lo que Provincia tiene que modificar son la autonomías municipales: mayor libertad para gestionar y descentralización de recursos y funciones pues la ciudad capital, La Plata, es muy lejana de cada una de las regiones y los municipios.

Gustavo Camps


Link Permanente:  http://www.prensalibre.com.ar/index.php?id=10931
   
  
 
Agregar Comentario:
Nombre:
Email: (opcional)
Comentario:
Cdigo de Seguridad:
Cdigo de Seguridad
 
3° Edad | Acción Social | Ambiente | Arte  | Asociaciones | Barriales | Breves  | Cultura | Delta  | Deportes | Derechos humanos  | Discapacitados 
ediciones anteriores  | Educación | Empresas | Encuestas | Entrevistas  | Festejos  | Historia  | Homenajes  | Industria  | La costa | La Semana | Mujeres | Municipales | Música | Notas Breves  | Obras Públicas | Pcia. de Bs. As.  | Política | Pymes | Salud | Seguridad | Sociedad | Solidarios | Transito | Verano  
Gral. San Martín | Nacional | Provincial | Región Metropolitana Norte | San Fernando | San Isidro | Tigre | Vicente López