Buscar:
Google
Agregar a Favoritos
Martes 25 de Abril de 2017   












Ferrando: “No me da lo mismo, me gusta hacer drama”
26/8/2016 San Isidro - Entrevistas

 
“Tito Cossa es uno de los autores que más me gustan”

La Compañía Teatro del Encuentro, dirigida por Marcelo Ferrando, está de gira con, Daños Colaterales, de Roberto Cossa. El sábado último la interpretaron en el Espacio Azucena, de Olivos, y mañana actuarán en la Casa de Cultura de Villa Adelina. En esta entrevista, el director habla sobre el dramatismo de la obra, el trabajo con los actores y la respuesta del público; además habla sus otros dos talentos: la literatura y la actuación.

El arte no es ajeno a Marcelo Ferrando (44). Es de los artistas integrales. Actúa, escribe –su novela, La hora blanca, se consigue en las librerías-, es director de teatro, docente de actuación en San Isidro y cineasta.

Desde hace más de un mes está de gira regional con su grupo, la Compañía Teatro del Encuentro, y la puesta, Daños Colaterales, de Roberto Cossa, con la actuación de Stella Maris del Regno, José Florio y Alejandro Massaccesi.

Cossa es un autor consagrado del que Ferrando ya dirigió: No hay que llorar y El Tío Loco, entre otras. En la entrevista reconoce el desafío que representa el dramatismo de la obra, para él, como director, y el compromiso que requiere de los actores.

El sábado último la puso en escena en Espacio Azucena, de Olivos, (ver aparte); mañana sábado 27 estará en la Casa de Cultura de Villa Adelina, Av.de Mayo 964, a las 20, a beneficio del comedor "La cuevita de mis sueños" (entrada: 1 alimento no perecedero).

-¿Cómo llegás al texto de Cossa?
-En verano tenía que elegir una obra para la temporada 2016. Uno muchas veces elige por los actores que tiene en ese momento; el elenco de la Compañía del Encuentro tiene más o menos diez actores que rotan según la obra; esta vez se dio que algunos necesitaban un descanso, otros tenían otros compromisos; siempre hago obras de entre seis y doce actores, esta vez dije: no estaría mal probar una experiencia con pocos actores. Y cae esta obra en mis manos y mientras la estaba leyendo se recordaban los 40 años del golpe militar de 1976. “Esta es la obra” pensé entonces.

-¿Es un desafío la dramaticidad de Daños… no? ¿Te da lo mismo dirigir drama o comedia?
-Sí, el sumun del dramatismo. No solo porque el texto narrativamente es dramático sino que está basado en hechos reales dramáticos. La temática es muy dura. No me da lo mismo: me gusta hacer drama. De hecho, y esto lo digo desde mi formación actoral, me tocó actuar en obras dramáticas y me di cuenta de que me gustaba entrar en esas zonas, esos laberintos. Pero debo haber dirigido como diez, doce obras ya, y las comedias donde aparecen, por decirte, la sátira o el grotesco que tienen ese tramo que entra en el dramatismo y sale con el golpe final para el remate de comedia, bueno, me di cuenta de que esa parte también me gusta, y hasta me atrae más como director.

-¿Te planteaste en algún momento adaptarla?
-No, no…Primero, porque siempre que elijo obras para hacerlas respeto el guión, la idea del autor. Además no sentí que tenía que adaptar nada, porque lo que se cuenta es eso y si cambia algo, dejaría de ser esa historia. Más allá de la dictadura, Daños Colaterales te está contando un drama humano, de un matrimonio que vive sin pasado, son así, tiene ciertos desequilibrios. Ponen en juego todas las emociones, sienten, pueden amar por más que sea un amor enfermo. Y finalmente Tito Cossa es uno de los autores que más me gusta; he tenido la suerte de tratarlo, hice cuatro obras de él, siempre me ha cedido los derechos…Reconozco que tuve miedo del dramatismo y de la crudeza, sobre todo de la escena final, pero no se me cruzó cambiar algo.

-¿Los actores respondieron desde el vamos?
-La obra exige un gran compromiso emocional para los actores. El ponerse en ese lugar es muy fuerte. Pero los actores con los que yo contaba podían hacerlo. Hasta les daba el physique du rol (aspecto del personaje), aunque con la actriz hubo que trabajar la caracterización. Analicé con ellos, y lo trabajamos, por ejemplo, de qué manera íbamos a mostrar esa escena final. A veces en las giras te encontrás con salas, espacios donde el público está muy cerca y allí hay que resolver desde la imagen. Los actores con esta experiencia subieron un escalón en su aprendizaje actoral, aunque son actores profesionales.

-¿Y el público?
-Hay público barrial, familiar. La hice en teatros con escenario clásico, a la romana, con plateas, a piso; con el público muy cerca (nota del red.: el Espacio Azucena es así). Cuanto más cerca está el público, más conmocionado queda, más lo vive.

-¿Y tus otros talentos: la actuación, la literatura?
-La escritura me está esperando (risas). Y hace cinco años que no actuaba, pero me convocaron para actuar en, La bolsa de Agua caliente, de Carlos Somigliana, con la dirección de Leonel Figliolo, en el marco de homenaje a Somigliana que la escribió hace 50 años, en agosto de 1966, así que pronto se estrena; voy a trabajar con Estela Oriana, Carlos Berraymundo y Sandra Veiga Méndez. Y en setiembre, octubre a más tardar, estreno, Felices fiestas León, de Kado Kostzer, con la dirección de Roberto Aguirre.

Gustavo Camps

Espacio Azucena

La entrevista con el artista, Marcelo Ferrando fue en el Espacio Azucena Centro Cultural, de Olivos; ante todo un sitio de encuentro con el arte y con gente para charlar sobre arte. Su alma mater es Mónica Landolfi, actriz, escritora, docente. Esta vez, Estela Oriana, otra artista del rubro que siempre apoya, se ocupó de la fotografía.
El contacto para participar de las actividades se hace vía Facebook (Espacio Azucena). “Noche mágica resultado de teatro” postearon allí para describir la jornada de estreno de Daños… pero los programas incluyen también música, poesía y siempre alguna degustación.
Este año la novedad del lugar es que se formó el Grupo Azucena Teatro -por ahora son todas actrices- con la dirección de, Liliana Dozo, otra mujer del medio, presente en el espacio, comprometida con el teatro y de gran experiencia en la tarea artística y docente.
Actualmente tienen en cartel: Delincuentes y Pecadoras, de Landolfi, una obra que pone en el tapete el poder contra las mujeres, en otra época (cuándo no, se puede preguntar cualquiera), pero más presente que nunca.
El lema de Espacio Azucena es: El arte como las flores se cultiva. Por eso, como en un bosque frondoso, el espacio, además de arte, contiene otras virtuosas especies para cultivar: encuentro, compañía, conversación, fraternidad y con seguridad, otras muchas para descubrir.


Link Permanente:  http://www.prensalibre.com.ar/index.php?id=10963
   
  
 
Agregar Comentario:
Nombre:
Email: (opcional)
Comentario:
Cdigo de Seguridad:
Cdigo de Seguridad
 
3° Edad | Acción Social | Ambiente | Arte  | Asociaciones | Barriales | Breves  | Cultura | Delta  | Deportes | Derechos humanos  | Discapacitados 
ediciones anteriores  | Educación | Empresas | Encuestas | Entrevistas  | Festejos  | Historia  | Homenajes  | Industria  | La costa | La Semana | Mujeres | Municipales | Música | Notas Breves  | Obras Públicas | Pcia. de Bs. As.  | Política | Pymes | Salud | Seguridad | Sociedad | Solidarios | Transito | Verano  
Gral. San Martín | Nacional | Provincial | Región Metropolitana Norte | San Fernando | San Isidro | Tigre | Vicente López