Buscar:
Google
Agregar a Favoritos
Martes 23 de Mayo de 2017   












Cuentos para todos: de los orígenes a la actualidad: 129
16/3/2017 Nacional

 
El cuento 129

Literatura china

Me permito incluir ahora un texto clásico de la literatura china, que toca las penurias o iniquidades a que son sometidos los pueblos por aquellos que detentan el poder. Los que saben aseguran que tienen un modo tan especialmente lírico, que cada texto, por breve que sea, se proyecta en la conciencia de quien lee, como una partida de ajedrez escenificada en el alma.

Fosa común
A la orilla del Huai la batalla ha terminado,
de nuevo el camino se abre para los viajeros.
Atropelladamente los cuervos pasan y repasan
graznando por el cielo frío. ¡Ay!, una sola
tumba encierra los blancos huesos de todos los
que han perecido por la gloria del general.

Chang Pung, Siglo IX

La canción de Jang
Trabajo cuando el sol se eleva. Cuando él
se acuesta me acuesto. Para beber cavo mi
pozo. Para comer trabajo mi campo...
¿Qué me importa el poderío del Emperador?

Anónimo, Siglo I.

(Editorial Quetzal, 1958, Buenos Aires. Extraídos de: criticadelibros.com)


Recordemos que uno de los pueblos más antiguos que utilizó la palabra y la letra para tratar de expresar las sensaciones, las emociones, revivir los momentos vividos y los paisajes mismos, fue China, conocida por sus habitantes como: Chung-ku (el centro de la tierra). Bueno, ¿qué pueblo no lo cree?
Dicen además, que el pueblo chino cantaba historias con voz fuerte dos mil años antes que Homero lo hiciera con los dioses del Olimpo, las guerras y los viajes, en la Iliada y la Odisea.
Cuentan que tres mil años a.C., un emperador llamado Tchang-Ki observó las constelaciones estelares y describió el mundo con las letras que él imaginó, las llamó Tsiang ―no se conocían como letras estrictamente, sino como figuras―. Después se modificaron hasta convertirse en los caracteres llamados Li ―las palabras chinas contenían el alma de los objetos que nombraban―. Con las letras Li, Confucio y Lao-Tse se ayudaron a escribir sus libros sagrados. Siglos después, los símbolos Li se modificaron y se reordenaron para que naciera la escritura Tse (palabras).

Como se mencionó, las obras literarias más antiguas que se conocen de China son los King (libros canónicos o libros clásicos), escritos por Confucio y sus discípulos, Uno de ellos, el Uhe King, el Libro de la poesía o Libro de los versos, recoge trescientos cinco cantos populares. En cada canto habita la poesía de un pueblo, los sentimientos que lo construyen y las costumbres del siglo VII a.C.
Los poemas del Uhe King están íntimamente hermanados con la música; por ejemplo:
“Una niña tan bella como buena
una cita de amor me tiene dada.
¡Cuánto tarda en venir mi niña amada!
¿Me iré? De indecisión mi alma está llena”
.

Y fue durante la dinastía T’ang, (del 618 al 907 d.C.), que China tuvo su época de oro en la poesía. Los compositores más exitosos de ese momento son: Li Po (698-701 d.C.); ejemplo de su poesía: “Entre esas flores tengo una vasija/de la cual voy bebiendo:/no sé si sienta a mi lado/ni un sólo compañero/”. Y Tu-Fu (712-770 d.C.), conocido mejor como el dios de la poesía, se cree murió por los excesos del alcohol (fermento de arroz y frutos).

Fragmento de un poema de Tu-Fu:
Pensamientos otoñales
Las tristes lluvias han vuelto
como si el cielo llorara
porque se marchó el buen tiempo.
Cubre el espíritu el tedio
lo mismo que si las nubes
sobre él tendrán un vuelo,
y entre tanto sin movernos,
entristecidos, en casa,
sentados permanecemos.


Link Permanente:  http://www.prensalibre.com.ar/index.php?id=11934
   
  
 
Agregar Comentario:
Nombre:
Email: (opcional)
Comentario:
Cdigo de Seguridad:
Cdigo de Seguridad