Buscar:
Google
Agregar a Favoritos
Lunes 15 de Octubre de 2018   









108 años de Villa Martelli
21/5/2018 Vicente López

 
Teniendo como fuente principal el Instituto de Investigaciones Históricas de Vicente López, no viene nada mal hacer una pequeña historia a 108 años de la vida de Villa Martelli, sus primeros propietarios, sus avances, todo lo que se pudo realizar con el paso del tiempo y, por qué no, todo lo que todavía es posible seguir haciendo para que esta localidad, situada en uno de los extremos del partido, siga creciendo.

Orígenes

Los primeros

Los primeros ‘propietarios’ de esas tierras (si no tenemos en cuenta a los pueblos originarios), fueron seis pobladores de La Trinidad (Buenos Aires) que el 24 de octubre de 1580 recibieron una “suerte” de chacra, “a la vera del Paraná arriba”. Pedro Isbran, Pedro Rodríguez de Cabrera, Pedro de Quirós, Alonso de Escobar, Antón Higueras de Santana y Gonzalo Martel de Guzmán, se llamaban. Era el “regalo” que otorgaba Juan de Garay a sus hombres, con las tierras “conquistadas”.
Estos fueron vendiendo sus terrenos a quienes plantaron sus verduras, que abastecieron a la ciudad de Buenos Aires por más de dos siglos.

Pasó el tiempo
Según las fuentes consultadas (*) el plano del coronel Agustín García de 1813, establece que en lo que hoy es Villa Martelli figuran varios propietarios: enntre Constituyentes-General Paz- Zufriategui, Victoriana Cabrera; entre Zufriategui y Laprida, Cornelio Saavedra y su hermano; entre Laprida y Lavalle, De Forest; y finalmente entre Lavalle y Carlos F. de Melo, Juan Bautista Segismundo.
Victoriana Cabrera era prima de los Saavedra; Cornelio Saavedra fue el presidente de la junta surgida el 25 de Mayo; De Forest fue un guerrero de la independencia y Juan Bautista Segismundo el constructor de la Recova de la Plaza Mayor.
Ya por esta época, y desde aproximadamente 1770, la actual calle Carlos F. de Melo, desde Bartolomé Mitre a Constituyentes, fue conocida como “Callejón de Ibáñez”.

Parte de Florida…
Cuando se crea (21/12/1905) el partido de Vicente López (en tierras que habían sido parte de San Isidro), Villa Martelli quedó dentro de sus límites, formando parte de la localidad de Florida. Esa zona de chacras y quintas de verduras, en la que luego se instalan hornos de ladrillos, estaba cruzada por las “calles entre suertes” (construidas entre las quintas), además, de los dos viejos caminos: Fondo de la Legua y de las Lomas de San Isidro (luego Tejar y hoy Bartolomé Mitre). Cuando se crea el partido, es frecuente la compra de chacras y quintas para loteos; era la época de oro para los rematadores que compraban hectáreas por poca plata y las loteaban multiplicando varias veces su valor.

En tierras que habían pertenecido a Luis María Saavedra, por ejemplo, en septiembre de 1911, se rematan 250 lotes entre Bartolomé Mitre, Laprida, Bolivia y Venezuela. En octubre de 1912, se rematan otros 500 lotes (parte de la chacra de Alfredo J. Deck y en lo que denominaban “Villa California”), entre Bartolomé Mitre, Venezuela, Constituyentes y Laprida.

Llega el tren
El 30 de abril de 1912, se tienden las vías del ferrocarril (por entonces “Central Córdoba”) se inaugura la estación “Padilla” (nombre de un presidente del directorio del ferrocarril y diputado nacional), lo que impulsó a nuevos fraccionamientos que permitieron el acceso de numerosas familias humildes. Aumenta así el número de pobladores por hectárea, donde antes sólo había quintas y chacras, con el consiguiente trazado de calles paralelas a Constituyentes y a Mitre. Así llega el pavimento que, en 1930, por Tejar llega a la Av. Gral. Paz.
Según el vecino e historiador Antonio Trupía, los Parodi eran arrendatarios de tierras vecinas a las de Luis María Saavedra. Y entre Laprida, Venezuela, Colombia y Estados Unidos, estaba la quinta de los Dellepiane, y entre Laprida y Alsina la de ‘los Querido’.
Natalio Querido –tronco de una familia vinculada a la U.C.R. y que dio un intendente al partido- en 1905 era el matarife de la zona. En las inmediaciones -según Trupía- vivía una señorita Reyes dedicada a la enseñanza. El 1° de agosto de1915 se inaugura una escuela, en Venezuela 3525, que pasa luego a Laprida 3664 (hoy, Nicolás Avellaneda, y lleva el Nº 7).

Hornos y trenes
Lo barato de los lotes hizo que manzanas enteras se compraran para instalar hornos de ladrillos que hacían el aire irrespirable. Trupía refiere que antes que el tren existió un transporte bastante calamitoso (le pusieron “¡la cucaracha!”). En 1910 salía de Zufriategui y Estados Unidos, donde se hallaba el bar “El Mojón”, que ocupaba el lugar en que estuvo el primer almacén de la zona: el de “Pantaleón”, sucesor moderno de las pulperías y almacenes de ramos generales. El almacén hacia las veces de “Estafeta Postal”. La primera panadería de este siglo que se recuerda, era la de los Santini que todavía existe en Chile entre México y Venezuela.

El misterio del nombre
Sobre el origen del hombre “Villa Martelli”, hay dos teorías. Una hace referencia a un tal Mario Martello o Martelli, que era una especie de capataz o encargado de las tierras de Luis María Saavedra, que habría recibido en concepto de pago las tierras en la zona, que pasaron a llevar el nombre de Martelli. La otra leyenda habla de un martillero, César Martelli, quien habría vendido tierras en la zona.

Entidades
En 1933 se funda la Sociedad de Fomento; y en 1934, en Paraguay 286 se instala el primer Destacamento Policial, que se convierte en Subcomisaria y luego Comisaría 4ta. En noviembre de 1934 entre Constituyentes, Melo (todavía Ibáñez), French y Moldes, se rematan las tierras de los Gaynor en 229 lotes, lo que originó la apertura de nuevas calles. Con este motivo se fundó la Sociedad de Fomento “Barrio Gaynor” (un barrio dentro de la localidad), que logró la plaza que hoy se llama Almafuerte.

A partir de 1939, cuando Vicente López pasa a ser «Partido-Ciudad», Villa Martelli adquiere la categoría de barrio. Hoy, según el último censo nacional, viven 26.059 habitantes registrados.

Tecnópolis
En julio de 2011 se encuentra, en un predio de 55 hectáreas, Tecnópolis, una exposición permanente de la ciencia, la tecnología y el arte argentinos, como parte de la conmemoración del Bicentenario de la Argentina .

* Fuente: Instituto de Investigaciones Históricas de Vicente López.


Link Permanente:  http://www.prensalibre.com.ar/index.php?id=13860
   
  
 
Agregar Comentario:
Nombre:
Email: (opcional)
Comentario:
Cdigo de Seguridad:
Cdigo de Seguridad
 
3° Edad | Acción Social | Ambiente | Arte  | Asociaciones | Barriales | Breves  | Cultura | Delta  | Deportes | Derechos humanos  | Discapacitados 
ediciones anteriores  | Educación | Empresas | Encuestas | Entrevistas  | Festejos  | Historia  | Homenajes  | Industria  | La costa | La Semana | Mujeres | Municipales | Música | Notas Breves  | Obras Públicas | Pcia. de Bs. As.  | Política | Pymes | Salud | Seguridad | Sociedad | Solidarios | Transito | Verano  
Gral. San Martín | Nacional | Provincial | Región Metropolitana Norte | San Fernando | San Isidro | Tigre | Vicente López