Buscar:
Google
Agregar a Favoritos
Martes 19 de Septiembre de 2017   












Los avatares de un bosque en la ciudad de San Isidro
9/8/2012 San Isidro - La costa

 
Organizado por vecinos autoconvocados en defensa del Bosque Alegre y los espacios verdes y públicos de San Isidro, se llevo a cabo el seminario, Un bosque en la ciudad, el jueves de la semana última, en la Biblioteca Popular de Martínez. Durante el evento se presentó el proyecto, “Bosque Alegre Espacio Natural y Comunitario”.

Bosque Alegre es un predio costero en San Isidro, de 10ha en estado natural y con parte de su tierra “ganada al río”, donde habitan especies de flora y fauna que, según especialistas como los del Refugio Educativo Ribera Norte (ARN), no tienen réplica en la región, por lo que su desaparición aunque sea en parte, constituye una pérdida irreparable para el ecosistema.

Los vecinos que disfrutan del lugar, y organizan visitas y observaciones del ambiente -en su gran mayoría jóvenes- están alertas sobre las intervenciones de la Intendencia y de privados en la zona, para que se respete el ecosistema, las prevenciones legales en materia ambiental -estudios de impacto y remediación de lo depredado- y el uso comunitario.

Entre los panelistas del seminario se destacaron las intervenciones del reconocido biólogo Roberto Bó, científico e investigador de la UBA; de Federico Bondone, vicepresidente de la ARN; y Hernán Laita, naturalista miembro de la Asamblea Bosque Alegre, quién está encargado de las visitas guiadas al Bosque Alegre desde enero de este año.

Laita describió los ambientes aluvionales de los que forman parte el delta, la desembocadura del Paraná y la franja costera del Río de la Plata. El antropólogo destacó que el ambiente se inicia en las barrancas, tan características en la zona norte, pese a que esto es difícil de reconocer por la urbanizaciones a las que el hombre sometió a la región a lo largo de los años.

El naturalista puso de relieve la importancia del junco y los pajonales en el filtrado del agua del río y en la retención de sedimentos. “Sin esos pajonales el agua no se filtra y el bosque es el juncal hace muchos años atrás” graficó el experto y destacó: “En los bosques ribereños vive la biodiversidad que baja del (río) Paraná”.

El biólogo Bó, por su parte, descartó que los humedales sean insalubres o improductivos, pese a que la impresión de la gente de la ciudad es que los pajonales son lugares “anegadizos”. El experto señaló que “tienen un potencial muy importante” puntualizó el experto, y ponderó “la conservación de la diversidad biológica y cultural” de la zona.

A su turno, Bondone advirtió sobre lo negativo de “el lujo de perder un bosque” -en relación a losavances que la Intendencia local y clubes privados llevan a cabo en Bosque Alegre, con la tala del lugar y los proyectos para construir canchas- y en esta línea llamó la atención sobre “la basura, los alambrados y las pocas zonas verdes costeras que quedan en la región”.

Sin duda resultó testimonial la intervención de la vecina, Geraldine Penn, que recordó que entre 1997 y 1998 se realizaron foros y congresos acerca de la costa sanisidrense y los vecinos, por entonces, pedían un parque público ribereño, plantación de especies autóctonas, y se opusieron al relleno de la costa y a la renovación de concesiones de uso a privados.

Penn mostró fotografías de antaño, cuando los vecinos se bañaban en el río (hoy contaminado y con prohibición expresa de bañarse), pescaban y usaban la zona como lugar de recreación y encuentro al aire libre, en medio de paisajes amplios y agrestes, de acceso público, que actualmente son una excepción.

Antes del cierre, la Asamblea Bosque Alegre dio a conocer el Proyecto “Bosque Alegre Espacio Natural y Comunitario” que será presentado en estos días al Deliberativo. El Proyecto contempla la remediación ambiental de lo talado, la protección y cuidado del bosque y la instalación de sanitarios en el solaz donde concurren en verano más de 400 personas por fin de semana.

Allí se prevé la derogación de la Ord. 8607/11, sobre un convenio con el club CASI y la comuna; la remediación del ambiente dañado por la tala; la declaración de Bosque Alegre como Parque Natural en lugar de “área protegida”; y la conversión del Centro de Exposiciones municipal en Centro Cultural comunitario, con baños públicos, fogones y duchas.

En este último centro los vecinos de la Asamblea Bosque Alegre proyectan la instalación de una biblioteca temática sobre ambientes naturales y el dictado de talleres de huerta, frutales y naturaleza, además de la creación de una escuela de náutica; todas iniciativas autogestionadas por los vecinos.


Link Permanente:  http://www.prensalibre.com.ar/index.php?id=4769
   
  
 
Agregar Comentario:
Nombre:
Email: (opcional)
Comentario:
Cdigo de Seguridad:
Cdigo de Seguridad
 
3° Edad | Acción Social | Ambiente | Arte  | Asociaciones | Barriales | Breves  | Cultura | Delta  | Deportes | Derechos humanos  | Discapacitados 
ediciones anteriores  | Educación | Empresas | Encuestas | Entrevistas  | Festejos  | Historia  | Homenajes  | Industria  | La costa | La Semana | Mujeres | Municipales | Música | Notas Breves  | Obras Públicas | Pcia. de Bs. As.  | Política | Pymes | Salud | Seguridad | Sociedad | Solidarios | Transito | Verano  
Gral. San Martín | Nacional | Provincial | Región Metropolitana Norte | San Fernando | San Isidro | Tigre | Vicente López